Codo

• Enfoque general
• Examen físico
• Luxación codo
• Inestabilidad codo
• Epicondilitis lateral
• Epicondilitis medial
• Codo rígido
• Bíceps distal
• Triceps
• Cartílago / Artrosis
• Fracturas
• Lesiones deportivas
• Otros

Lesiones de bíceps distal

Las lesiones del tendón del bíceps distal no son frecuentes, aproximadamente tres a cinco personas por 100.000 cada año refieren presentarla. Es importante el conocimiento de esta patología por la limitación inicial que refiere el paciente, y lograr identificar realmente quienes necesitan un procedimiento quirúrgico para recuperar su función y mejorar los síntomas asociados.

Es más frecuente en hombres entre la cuarta y sexta década de la vida, con edad promedio de 50 años (rango entre 18 a 60 años). Se asocia con uso de tabaco y corticoesteroides.

Las lesiones a nivel de bíceps distal incluyen la tendinopatía, y la ruptura parcial o total del tendón.

Anatomía

El músculo bíceps braquial está ubicado en la parte anterior del brazo, con su origen proximal a nivel del hombro, y termina a nivel distal en el codo. Ver imagen n. 1 y 2

Anatomía del Bíceps.
Vista anterior del brazo izquierdo.

Se evidencia origen y terminación del bíceps en hombro y codo. El músculo bíceps braquial está conformado por la porción corta y larga, terminando a nivel distal en la tuberosidad radial en el codo por un tendón y una banda adicional denominada lacertus fibrosus. Ver imagen n. 1

Anatomía clínica del Bíceps.

Se evidencia origen y termina

Vista medial del brazo izquierdo en un paciente sano. Se evidencia partes del bíceps en hombro y codo.

FUNCIONES DEL MÚSCULO BÍCEPS:

Las funciones del bíceps a nivel del codo son dos: Ayuda a la flexión del codo, y al movimiento de rotación del antebrazo denominada supinación, definida como el movimiento de girar la mano y ponerla mirando hacia arriba o hacia adelante.

SÍNTOMAS Y SIGNOS CLÍNICOS CON UNA RUPTURA TOTAL:

Los síntomas iniciales son referidos posterior a un esfuerzo o carga (con contracción excéntrica),

Ocasional audible sensación de ruptura (pop). Dolor súbito e intenso moderado a severo.Inflamación a nivel de cara anterior de codo y brazo distal. E Equimosis (color morado en la piel secundario a extravasación de sangre al interior de los tejidos a nivel subcutáneo) a nivel de codo anterior. Debilidad para actividades de flexión del codo y supinación del antebrazo. Limitación para cargar objetos o realizar rotaciones de muñeca como girar una chapa para abrir una puerta, atornillar o actividades de resistencia y repetición.

Cuando los días pasan y mejora la inflamación, los pacientes pueden referir deformidad en cara anterior de brazo (Signo de Popeye), dolor frecuente con actividades de carga en flexión de codo o supinación de antebrazo, especialmente en actividades de resistencia, asociado a debilidad. Puede presentarse sensación de calambres en cara anterior de brazo.

ción del bíceps en hombro y codo. El músculo bíceps braquial está conformado por la porción corta y larga, terminando a nivel distal en la tuberosidad radial en el codo por un tendón y una banda adicional denominada lacertus fibrosus. Ver imagen n. 1

Ruptura de bíceps distal.
Evidencia de hallazgos clínicos.

Caso clínico

En la valoración por su ortopedista se evidenciará dolor a la palpación de cara anterior de codo y de brazo distal, inflamación y equimosis. En algunos casos se evidencia a nivel distal de antebrazo o mano equimosis residual de la original en el codo sin estar asociada a trauma distal. Deformidad o protuberancia en cara anterior de brazo denominada “Signo de Popeye”, formada por la retracción y desplazamiento hacia proximal del vientre muscular del bíceps al perder su fijación a nivel distal en el hueso denominado radio. Se debe realizar otras pruebas clínicas como “Hook Test” y “Squeeze tets” para confirmar el diagnóstico clínico. Se confirma debilidad y dolor en flexión y supinación con el lado contralateral.

Paciente sano.

Prueba negativa al introducir el dedo índice desde lateral a medial palpando o enganchándose en el tendón del bíceps distal descartando ruptura de bíceps distal.

DIAGNÓSTICO IMAGENOLÓGICO:

Se debe solicitar radiografía de codo (anteroposterior y lateral), y radiografía de brazo (anteroposterior y lateral), para descartar patología asociada o fracturas.

Se confirma el diagnóstico clínico con ecografía de codo o resonancia magnética de codo. Estos estudios son complementarios para descartar rupturas parciales de totales y descartar patología asociada. En la resonancia magnética de codo debe solicitarse proyección especial de visión específica de bíceps (Flexión, abducción y supinación)

TRATAMIENTO:

El manejo no quirúrgico es considerado en pacientes mayores, no activos, o con baja demanda de su miembro superior para actividades diarias o deportivas. Es una opción en algunos pacientes que tengas mínimos síntomas y su recuperación posterior a un plan de rehabilitación sea efectivo. Por último, en pacientes que tengan contraindicaciones o comorbilidades que impidan un procedimiento quirúrgico.

El manejo inicial para una ruptura aguda consiste en:

Reposo y no realizar actividades repetitivas con el miembro superior afectado. Inmovilización: Es posible inmovilización de miembro superior con un vendaje blando (bultoso) con el codo aproximadamente a 90 grados de flexión más el uso de un cabestrillo. O solo el uso de cabestrillo por una a dos semanas. Medicamentos: Utilización de un analgésico más anti-inflamatorio oral. Uso de aines tópico si no hay inmovilización. Medios físicos: Utilización de sistemas de frio o bolsa con hielo. Aplicar sobre el codo por 20 minutos cada 4 horas por 5 días. Terapia física: Posterior a control de dolor y de inflamación inicial, se desarrolla un programa de rehabilitación de recuperar arcos de movilidad, terapia sedativa (control de dolor) y posterior fortalecimiento progresivo.

El manejo quirúrgico es la elección, consiste en posicionar el tendón del bíceps distal roto en su sitio de origen. Debe realizarse en las primeras semanas facilitando el procedimiento debido a tardia retracción del tendón y cicatriz asociada.

Existes varias opciones en la técnica quirúrgica con resultados satisfactorios y bajas complicaciones.

Para complementar la información debes consultar a un ortopedista con experiencia en esta patología, y poder elegir la mejor opción médica o quirúrgica.

SUBIR